Las vacaciones mas Kool en Playa | Kool Beach Blog

Crónica de un día súper Kool en Playa del Carmen

Era nuestro penúltimo día de vacaciones en Playa del Carmen y queríamos hacer algo divertido y que a la vez nos permitiera descansar y relajarnos. ¿No te choca volver a casa y llegar más cansado que antes de salir de viaje?

 

Entre tanto parque temático con cientos de atracciones, sitios arqueológicos, un par de noches de antro y subir y bajar como locos la Quinta Avenida de Playa del Carmen para encontrar una blusa que le gustara a Fernanda, así como las sandalias y aretes que hicieran juego, yo ya estaba más molido que Godínez chilango que no ha pedido vacaciones en 10 años.

 

Ese fue mi calvario hasta que un verdadero héroe anónimo en la recepción del Hotel Tukán Playa del Carmen (quisiera recordar tu nombre, buen amigo) nos sugirió que pasáramos todo un día en el Kool Beach Club de Playa del Carmen dejándonos consentir. Resulta que Kool está en Playa Mamitas, una de las más famosas playas de este destino, muy cerca de nuestro hotel, así que llegamos caminando tranquilamente.

 

Hay una especie de recepción en la entrada y ahí amablemente te informan el costo de los paquetes de Kool Beach Club. Resulta que los montos varían dependiendo de si quieres quedar justo frente a la playa o un poquito más atrás y de si quieres descansar en un camastro de playa regular para una persona, o bien, en una camita acolchonada para un máximo de 4 personas (ideal para familias o grupos de amigos). Todas las entradas a Kool Beach Club en Playa Mamitas incluyen acceso al club de playa con alberca, baños y regaderas, sombrilla, WiFi y toalla. ¡Lo mejor de todo es que lo que pagas por el acceso es acreditable en alimentos y bebidas!

 

Nos acomodamos en uno de los camastros regulares, justo a mitad de camino entre la playa y la alberca y empezamos por ordenar un par de cervezas lager y un ceviche para compartir (buenísimo). La selección musical es súper variada en Kool Playa del Carmen, a veces sonaba alguna canción que ponía a Fernanda a mover el bote y los bracitos y otras veces me tocaba a mí poner cara de pato tipo “mirrey” y llevar el ritmo con el pie. Muy “upbeat” y alegre la música, a buen volumen, sin ser invasiva y dejándonos platicar de cuando en cuando.

 

Tanto Fer como yo pudimos echar “taco de ojo” durante nuestra visita (aunque ella no lo quiera aceptar), pues en Kool Beach encontramos gente de cada rincón de México y turismo extranjero también; todo el mundo anda en ropa muy chic, a lo Playa del Carmen, o bien en traje de baño, bronceándose, bailando, disfrutando la alberca o sumergiéndose en el precioso Mar Caribe. Por otro lado, nos dio muchísimo gusto ver que muchos de quienes se divertían en Kool Playa del Carmen eran familias con niños, así que seguramente regresaremos con mis chaparritos en otra oportunidad.

 

Pedimos un par de espressos para despertar y seguir la fiesta y ya más tarde, con un poco más de hambre, nos decidimos a ordenar una rica “Pizza Caprichosa”, con jamón serrano, pera y arúgula. También probamos la coctelería de Kool Beach Playa del Carmen: Blue Lagoon y Tequila Sunrise fueron nuestras elecciones. Como buenos científicos, repetimos el procedimiento de degustación hasta estar seguros de que, en efecto, se trataba de BUENOS cocteles los servidos en Kool, ¡jejeje!
Comimos, bebimos y disfrutamos. Nos gustó Kool Beach Club y claro que lo recomendamos a viajeros en Playa del Carmen que estén buscando un día de sol y playa sin muchos sobresaltos pero sí con comida deliciosa, buenas bebidas, buena vista y servicio impecable.

 

Con colaboración de Miguel Hernández, @lavidaesviajehttp://www.lavidaesviaje.com.mx/

Post a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *